Le chaleur

Hay días que de verdad uno no tiene ganas de escribir, ni de decir nada y esta ola de calor (28°C), no ayuda nada, nadita.

Pretextos hay muchos. También está ese del cumpleaños: “It’s my party and I’ll cry if I want to“… en este caso, no escribo si no se me pega la gana. La disciplina, K, recuerda la disciplina, sí pero tampoco es un trabajo, que ya con dos tengo suficiente.

Dejando a un lado los pretextos y justificaciones que hago para mí misma, volvamos al calor. ¡Qué calor! No sé si mi cuerpo se acostumbró a la temperatura templada de los últimos 3 meses o es el riguroso negro que me empeño en usar, pero de verdad que este calor está insoportable. Para combatir el calor, entre el agua y las blusas (negras por supuesto) de tirantes, también he optado por “hacerme un chongo” mientras estoy en casa. Entiéndase por chongo:

chongo

Así que, a casi 4 meses (y después de un corte precipitado), este es el progreso de mi cabello hasta ahora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s