Bitácora: 27 de julio, 2013

Agosto parecía tan lejano pero, como siempre y como todo, ya llegó, ya está aquí (o casi).

En una semana recibiremos a las primeras visitas. G y G se encargarán de inaugurar el sofá cama.

Hay algo de nervios previos a la visita y algunas composturas por hacer antes de su llegada (arreglar la lavadora y esa luz del baño que prende cuando se le pega la gana). Pero nos emociona. Mucho.

Ocultar mi tatuaje o desatar de una vez el drama familiar es otra cuestión importante.

Mientras tanto, comimos y cenaremos ceviche y aunque hacen falta (mucha falta) unas tostadas, ha resultado perfecto para este caluroso sábado previo a las visitas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s