Acá y allá

Adaptarse a otro lugar, especialmente a la comida, no es tan fácil… dicen.

Al ser esta mi primera experiencia en el extranjero, me advirtieron mucho de las peripecias que pasa uno con el famoso homesick y, claro, los consejos llovían. El más popular: llévate chilitos.

Toda persona con la que platicábamos la pregunta era obligada: ¿ya llevan chilitos?: chamoy, tajín, botanera, del primo, miguelitos, etc, etc, etc. Otros hasta sugerían que lleváramos tortillas (o en su defecto, Maseca), machaca, Tostitos… Claro, el mexicano siempre se debe viajar acompañado de su buena dotación de picantes y maíz, pero no contábamos con la cuarta tripulante: ¡La Mac de escritorio! (que por cierto, sigue empaquetada, eh). Así que ni hablar de la posibilidad de traernos nuestra dotación de botellas llenas de ácido acético, sal yodatada, benzoato de sodio y chiles secos de árbol…  (゚ヮ゚)

La verdad es que no nos ha hecho mucha falta, sólo la semana pasada vi unas papas y se me antojó bañarlas en Botanera pero bueno, le di un trago a mi vino y voilá! adiós homesick. El #ingenierodeprofesión no se ha quejado así que creo que no le ha hecho falta, eso o tiene un stash secreto por ahí (ு८ு).

Lo que sí hemos notado, aparte de los pequeñísimos tamaños de café que acostumbran por acá, son tres cosas:

1. El desayuno es muy frugal. Nada como al que acostumbramos en México donde se incluyen huevos, frijoles, pan o tortillas, los típicos chilaquiles o en su defecto, el desayuno gringo del iHop… donde si además estás en restaurant, sueles agregarle su fruta o jugo. 

Image

Image

Image

En cambio acá el desayuno consiste básicamente en un café pequeñito con un croissant o si andas con mucha hambre, algún bocadillo (así se llaman, eh… no son ambigús). Estos son los bocadillos, que de dillos no tienen nada:

Image

Lo que dice esta imagen es totalmente cierto

Image

Image

Image

2. Muchos platillos se parecen: desayuno, comida o cena es igual (o muy parecidos). Casi todos los platillos son a base de pan (no me quejo): bocadillos, entrepanes, pan tumaca o pan tomate, pinchos, frankfurts y bikinis… pero también está el fideúa, las paellas, butifarra, lentejas (esas no las he probado), etc. Pero lo que va con pan pues es eso, algo con pan. Lo que me lleva al tercer punto…

3. La comida es MUY seca. Salvo el pan tumaca al que le rallan tantito tomate fresco al pan, todo lo demás te lo dan así: seco. Tienes la opción de ponerle mayonesa y ketchup pero creo que te miran feo (ு८ு) si lo haces. Yo lo hago de todas formas. Aquí para que vean que sí se extraña al menos una salsita, pero como soy tan fan de la mayonesa pues ya, con eso tengo.

Claro, esto es lo que hemos visto en las tres semanas que llevamos aquí y en una zona muy reducida, desconozco el resto del país y, aclaro, no es queja. Además, acá no es muy diferente que allá eh… Aquí se tienen muchas variedades de platillos a base de pan que tienen diferentes nombres pero son casi iguales, pero en México pasa lo mismo con los sopes, memelas, pambazos, huaraches, tamales, pellizcadas, gorditas… Todas a base de maíz (excepto los pambazos) y atiborradas de salsa, crema y queso. De éstas no pongo fotos porque se me antojan.

Continuando con el tema de los chilitos… Sí hemos encontrado algunas alternativas por acá:

Image

Estas salsas y catsup de BANANA las vimos en un mercado coreano, creo, en Barcelona.
No las compramos.

Image

(Tampoco hemos buscado mucho, para ser sincera).

Y bueno, la verdad es que en las tres semanas que llevamos aquí no se me ha manifestado el homesick. Seguiremos informando..

Anuncios