Sección 2 de la parte B del anexo II…

o cómo viajar a España con tu mascota de compañía y no morir en el intento.

Si pensaba que los trámites para obtener una visa española era pesado (entre las visitas al Centro de Salud para obtener certificado médico, las compulsas, apostilles, seguro de vida, etc.), los trámites y requisitos para llevar a tu mascota de compañía (perro, gato, hurón) son todavía más complicados. Pensábamos que lo complicado era buscar la información y requisitos, pero después de buscar y buscar en Internet y que encontramos el famoso reglamento “(CE) N° 998/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo para las normas zoosanitarias aplicables a los desplazamientos de animales de compañía sin ánimo comercial”, nos dimos cuenta que buscarlo era lo más sencillo… ENTENDERLE es lo difícil, especialmente cuando vienen cosas como ésta:

2. Los animales de compañía deberán disponer de un certificado
expedido por un veterinario oficial o, en caso de reintroducción, de
un pasaporte que certifique la observancia de lo dispuesto en el apartado
3. No obstante las disposiciones anteriores:a) los animales de compañía que procedan de territorios contempladosen la sección 2 de la parte B del anexo II, para los que se hayaobservado, según el procedimiento previsto en el apartado 2 delartículo 24, que dichos territorios aplican normas al menos equivalentesa las normas comunitarias previstas en el presente capítulo,estarán sujetos a las normas del capítulo II;

… ಠ_ರೃ

Pero eso no es todo. Hoy se nos bajó la presión cuando leímos esto en el formato del certificado:

[II.3  los animales proceden de un tercer país o territorio de tercer país que no figura en el anexo II del Regalmento (UE) n° 998/2003 y, si está previsto su tránsito por otro tercer país o territorio de tercer país, este tampoco figura en dicho anexo; además, desde las fechas indicadas en el cuadro del punto II.4, en las que un veterinario autorizado por la autoridad competente tomó unas muestras de sangre (no antes de los treinta días posteriores a la vacunación de cada uno de los animales) cuyo análisis dio como resultado títulos de los anticuerpos iguales o superiores a 0,5 UI/ml en una prueba de neutralización del virus de la rabia efectuada en un laboratorio autorizado (4) (5), ha transcurrido un mínimo de tres meses, y cualquier revacunación posterior se ha llevado a cabo durante el periodo de validez de la vacunación anterior (2);]

ಠ_ರೃ

¡¿3 meses?! ¡pero si nosotros nos vamos en 3 semanas! ಠ▃ಠ

Afortunadamente, después de buscar y buscar otra vez en Internet (fuera de Yahoo Answers), encontramos que Mika no tiene que pasar por esa prueba de sangre porque ella proviene de un país de la parte C del anexo II del reglamento… México, pues.

Entonces lo único que necesita es el microchip (claro, no cualquiera, tiene que ser el que cumpla con las normas ISO 11784 y 11785), sus vacunas en orden y un certificado de un veterinario autorizado por la autoridad competente

Todavía no averiguamos a qué se refieren exáctamente con eso, especialmente aquí en México, pero vamos por pasos.

Mientras tanto, Mika ya tiene su microchip europeo y hoy le ponen el refuerzo de su vacuna antirrábica. Pobrecilla la muchacha, esperemos que le guste Cataluña.

Image

Mika en su visita al vet

Anuncios